martes, 16 de agosto de 2011

El Camino.

Lascivo, pernicioso. Muy peligroso. Retroceda mientras pueda, si sigue avanzando llegará al punto sin retorno y la muerte le alcanzará. Un paso mal dado y su vida habrá acabado. No se equivoque, es una trampa. No siga por aquí. Ya da lo mismo, continúe. Sea feliz. Usted es dueño de su destino, tiene el control de la vida y la muerte, es invencible. Cada sufrimiento le hace más fuerte y eventualmente será más feliz. Logrará la plena dicha por aquí, siga así; haga lo que quiera. Disfrute: Carpe Diem. No cambie, siga siempre igual. Usted está en el camino correcto. Bienvenido al infierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario