jueves, 28 de julio de 2011

El último vals.

Un gran salón de fondo negro. Se escucha el ultimo vals de nuestro recuerdo. Y mientras danzo con las memorias que guardo de ti, entonces derramo las últimas lágrimas que entre dolor y tristeza me brindan el consuelo ideal. Eras lo que más he querido en mi vida. Eras. Toda nuestra historia se resume a dos minutos de baile mental. Seguimos en la dulce danza hasta que la pista se acaba, hasta que alguien cambia el track y la neblina se hace espesa. La fuerza de oposición nos separa, somos atraídos por los polos opuestos de la vida y nos distanciamos a pesar de mis gritos, y de tus caras. Se ha acabado nuestro momento de vals, nuestro tiempo pequeño, el instante eterno de jurarte no vernos más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario